La batalla contra la grasa abdominal

Sin duda alguna, una de las partes que más quebraderos de cabeza nos trae a la hora de reducir centímetros es nuestra cintura. La zona del abdomen es, con diferencia,  la parte más crítica de nuestro cuerpo. La grasa se acumula aquí casi sin que nos demos cuenta, rompiendo totalmente nuestra silueta.

Los mayores responsables de esta acumulación de grasa son unos hábitos de vida erróneos, el sedentarismo y una incorrecta alimentación. Como ya sabemos, en temas de estética, los milagros no existen y conseguir ese vientre liso que todos deseamos exige algo de esfuerzo y sacrificio. Nuestro mayor objetivo debe ser evitar esos alimentos que provocan retención de líquidos y que hace que almacenemos grasas.

A continuación, os mostraremos algunas sencillas pautas que debemos seguir y que harán que ganemos no sólo en belleza, sino también en salud, pues recordemos que la grasa abdominal es responsable de múltiples enfermedades cardiovasculares y de la diabetes, tan extendida en nuestros días. Si tienes los niveles de azúcar alto, te recomendamos que eches un vistazo a este enlace con diferentes tipos de menú para controlar el azúcar en sangre.

Para mantenernos sanos y más esbeltos, como recomendaciones generales encontramos las siguientes:

  • Beber dos litros de agua al día, además de jugos naturales.
  • Eliminar la ingesta de harinas refinadas, comida industrial, dulces… si alguna vez nos damos un capricho, siempre de manera ocasional, mejor caer en la tentación de un bocado dulce casero.
  • Eliminar la sal de las comidas, pues es la principal causa de la retención de líquidos.
  • Hacer un poco de ejercicio al día. Ser constantes y tomar como rutina el andar media hora al día, como mínimo, ya que mejora notablemente nuestra salud  y acelera el metabolismo, ayudándonos eficazmente en la dura tarea de perder peso.
  • Seguir una dieta no es sinónimo de dejar de comer. Debes hacer tus cinco comidas diarias: fundamental el desayuno, una media mañana, un almuerzo, una merienda pequeña y una cena. Lo ideal es comer pocas cantidades, repartidas durante estos momentos del día. Queda totalmente prohibido saltarse la cena o el desayuno con la falsa creencia de que esto nos ayudará a adelgazar. Nada más lejos de la realidad. Lo único que conseguiremos es poner en juego nuestra salud.

 

Aliados naturales quema-grasas

Si estás buscando una alimentación adecuada para quemar grasa, debes saber que hay ciertos alimentos que te ayudarán a conseguir tus objetivos:

  • La manzana: son buenas como quema-grasas gracias a sus ricos nutrientes, vitamina C, flavonoides y beta-carotenos. Pero para que realmente nos ayude a eliminar grasas, debemos comer de dos a tres al día.
  • El plátano: esta fruta llena de potasio, calcio, magnesio y vitaminas es como una bebida isotónica pero en alimento, un recurso natural que debemos aprovechar a diario, ya que te ayudará no solo a ir perdiendo grasa, sino a mejorar tu salud.
  • El apio: es un excelente vegetal, rico en vitamina C y calcio, que nos ayuda a ir perdiendo grasas.

No olvides que la naturaleza nos ofrece todos los recursos naturales que necesitamos para mantenernos saludables. Para ampliar esta información, visita los enlaces referenciados y encontrarás toda la ayuda que necesites para quemar grasas y para controlar la diabetes.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.